Via Crucis

Un viacrucis o vía crucis (en latín: «camino de la cruz») se refiere a las diferentes etapas o momentos vividos por Jesús desde el momento en que fue aprehendido hasta su crucifixión y sepultura. La expresión se usa también comúnmente para expresar todo tipo de dificultades que se presentan en la vida cuando se quieren alcanzar ciertos objetivos.
También conocido como “Estaciones de la Cruz” y “Vía Dolorosa”. Se trata de un acto de piedad, un camino de oración que busca con la meditación de la pasión y muerte de Jesucristo en su camino al Calvario. El camino se representa con una serie de catorce imágenes de la Pasión, denominadas estaciones, correspondientes a incidentes particulares que, según la tradición cristiana, Jesús sufrió por la salvación de la humanidad basados en los relatos evangélicos y la tradición.

 
 
Estaciones:

    Primera Estación: Jesús es condenado a muerte .
    Segunda Estación: Jesús carga la cruz.
    Tercera Estación: Jesús cae por primera vez.
    Cuarta Estación: Jesús encuentra a su madre María.
    Quinta Estación: Simón el Cirineo ayuda a Jesús a llevar la cruz.
    Sexta Estación: Verónica limpia el rostro de Jesús.
    Séptima Estación: Jesús cae por segunda vez.
    Octava Estación: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén.
    Novena Estación: Jesús cae por tercera vez.
    Décima Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras.
    Undécima Estación: Jesús es clavado en la cruz.
    Duodécima Estación: Jesús muere en la cruz.
    Decimotercera Estación: Jesús es descendido de la cruz y puesto en brazos de María, su madre.
    Decimocuarta Estación: Jesús es sepultado.
    Decimoquinta Estación: Jesús resucita de entre los muertos.

 
 
 

Obras realizadas por el artista italiano Lino Dinetto